Lo más interesante...

miércoles, 26 de marzo de 2014

Sexo anal compartido

Partiremos de la premisa de que a los hombres les encanta como a nosotras el sexo anal.
Invita a tu marido a una cita especial. Ducha los dos juntos con algún gel excitante. Limpieza cuidadosa de la zona anal de ambos. Luego le invitas a la cama.



Necesitas aceite de masaje y lubricante.
 
Véndale los ojos con un pañuelo de seda o similar para que pueda concentrarse en las sensaciones y hazle un masaje a conciencia.

 
Túmbale boca abajo y disfruta de él. Masajea todo lo que te apetezca empezando por cuello, hombros, espalda, piernas para luego centrarte en las ingles y las nalgas.



Cuando él decida, dale la vuelta y que siga el masaje por delante a tu antojo. Tu lo mismo, limítate a disfrutar y déjate llevar por sus brazos, pechos, pezones, ombligo y piernas e ingles pero sin tocar su pene para nada.
 
Pasado un buen rato es hora de darle la vuelta de nuevo y sin quitarle el pañuelo ponerle lubricante en la zona del culo. Primero masajear las nalgas para poco a poco acercarse al ano e ir acariciándolo. Puedes besar sus nalgas, y acariciar con la legua el perineo y el ano que estará receptivo y sensible a tus caricias.

 
Cuando la zona se vaya relajando  introduce un dedo suavemente, mientras le acaricias el pene y se va excitando más y más.

Cuando todo el ano esté completamente relajado penétrale por detrás  lentamente con un vibrador y siente como se desliza suave en su interior.
No dejes que se corra.
Ahora quítale la venda y te la pones tú y le pides que ahora te toca a ti.
Masaje por detrás, por delante y de nuevo por detrás. Lubricante en el culo y pídele que te penetre primero con un dedo y luego con su pene.



Puedes probar un par de posturas que te facilitarán la penetración anal.
 
Y todo con los ojos vendados hasta que os corráis como locos.
Será una experiencia única.
Feliz sexo

jueves, 19 de septiembre de 2013

El lenguaje en el sexo


Muchas veces no damos importancia al lenguaje sexual en nuestras relaciones y así dejamos pasar una oportunidad de excitación morbosa y muy placentera.
Cuando tenemos relaciones con nuestra pareja todo vale y no debemos dejar pasar esa oportunidad.
Utilizamos frases como, házmelo así cariño, dame placer, hazme cosas buenas, haz lo que tu quieras, disfruta tu amor….
Son frases que podemos usar pero muy inconcretas y poco excitantes.


A partir de hoy vamos a probar con frases más concretas y atrevidas y notarás como tu pareja se sobreexcita y no tarda en unirse a ti y usar un lenguaje más obsceno y excitante. Al fin y al acabo las mujeres nos excitamos mucho con el lenguaje verbal y una buena combinación de frases sensuales y románticas con otras obscenas y atrevidas nos dará una nueva dimensión de placer desconocido hasta ahora.
Solo son ejemplos que seguro que ya utilizas algunas de ellas  y otras las puedes ir incorporando a tu repertorio y otras que no están aquí y que sean propias. Todo vale

Hemos puesto primero la forma tradicional y en negrita la forma más caliente y obscena.

1.- Bésame ahí abajo cariño / Tengo ganas de que me comas el coño amor / cómete el chocho caliente

2.- Bésame los pechos / chúpame las tetas.

3.- Voy a comerme tu cosita / voy a hacerte una mamada brutal / voy a comerme esa polla deliciosa

4.- Quiero que me des por detrás amor / quiero que me la metas por el culo amor / quiero que me folles el culo cielo

5.- Ponte encima de mí y hazme el amor / fóllame toda amor / quiero que me metas tu polla en mi coño mojado / jódeme viva amor.

6.- Estoy muy caliente hoy / tengo el coño chorreando / estoy muy cachonda.

7.- Te gusta que me toque? / voy a masturbarme para ti / me voy a meter el vibrador hasta el fondo de mi coño

8.- Házmelo fuerte amor / Méteme toda la polla hasta los huevos / quiero sentir tus cojones en mi culo / jódeme fuerte

9.- Voy a acabar cariño / voy a correrme cariño / me va a venir un orgasmo bestial

10.- Hazlo tú amor, acaba conmigo / quiero que te corras conmigo / dame toda la leche

11.- Voy a subirme encima de ti / voy a follarte yo, hoy / me la voy a meter hasta los huevos

12.-Tócate tú, que quiero verte / hazte una paja que me pone cachonda / menéatela un poco para mi / hazte un pajote

13.- Acaba cariño, date placer / córrete, dame toda tu leche / vacía tus huevos encima de mí

14.- Bésame por detrás /chúpame el culo / méteme la lengua dentro del culo

15.- Tócame ahí cielo / quiero que me masturbes fuerte / hazme un dedo amor / hazme una paja.

16.- Tócame así que me gusta / méteme un dedo en el culo que me pone cachonda.

17.- Pónmela entre los pechos / méteme la polla entre las tetas voy a hacerte una paja cubana
.
18.- Me gusta acariciarte ahí abajo / Me encanta lamerte los huevos y chuparte el culo / voy a follarte el culo con mi dedo

19.- Bésame los pechos ahí, me encanta / chúpame los pezones y estíralos 

20.- Vamos a acabar los dos juntos / vamos a corrernos cielo, quiero sentir tu coño mojándose mientras te doy mi leche.

miércoles, 3 de julio de 2013

La Imitadora: juego sexual


El imitador es un juego sexual y una forma de realizar la actividad sexual: básicamente consiste en copiar los movimientos y actitudes de tu pareja al practicar el sexo. Pero vamos a proponer hacerlo por sorpresa, sin decirle nada a nuestra pareja, para que no pueda cambiar su comportamiento.


Primero: elegir el momento

Sin decirle nada a nuestra pareja, esperamos a que vayamos a hacer el amor con las siguientes características:
Con calma y tranquilidad: que tengamos tiempo, que estemos descansados, que veamos que nuestra pareja está relajada…
Que nuestra pareja tenga la voz cantante, que esté claro que quiere llevar la iniciativa

Si no se dan estas condiciones, podemos ayudar: “quiero hacerlo muy despacito, con muchos previos”, “me parece que te toca a ti ser el que decide”…

Segundo: a copiar

Así que empezamos a hacer el amor, y empezamos a copiar cada movimiento que nos haga nuestra pareja:
Si nos acaricia la cara, le acariciamos la suya
Si nos besa el trasero, a continuación le besamos el suyo
Si es muy enérgico, nosotros también
Etc
Hay que hacerlo  con cuidado, sin que sea muy obvio, para que no se dé cuenta.


Por eso esta actividad es tan interesante: nos deja ver claramente qué es lo que le apetece en cada momento. De esta forma vamos a ir conociendo la sexualidad de nuestra pareja, sus límites y apetencias. Y evidentemente nos ayudará a probar cosas nuevas: si queremos probar algo no tenemos más que empezar a hacérselo a nuestra pareja, y si no nos gusta, lo dejamos rápidamente.

jueves, 20 de junio de 2013

Juegos de Sexo: Mirar pero no tocar



En esta práctica la mujer deberá invitar a su pareja a una cita, con fecha y hora, lo cual supondrá el primer aliciente de suspense para el hombre. Será conveniente preparar un ambiente relajado con música de fondo, una copa de cava bien frío y una iluminación tenue que nos permita contemplar a nuestra pareja pero a la vez con intimidad. El lugar elegido puede ser la habitación, el salón con el sofá o cualquier estancia agradable de la casa y las luces de unas velas lo más indicado.
La mujer se vestirá con ropa interior muy sensual debajo de su ropa habitual o del pijama, para que el hombre no sospeche nada.
Invitaremos a nuestra pareja a que se tumbe en el sofá o en la cama, cómodamente y le explicaremos que las normas son las siguientes: No está permitido ni tocar ni ser tocado. Solo vale mirar.
La mujer se pondrá delante de su pareja y empezará a acariciarse su pelo, su cara, sus brazos, sus piernas con lo que empezará a excitar al hombre. Poco a poco dirigirá sus caricias hacia sus pechos, donde se entretendrá y luego irá despojándose de su ropa hasta descubrir su sensual ropa interior. Seguirá acariciándose siempre por encima del sujetador y del slip o tanga.

             
En este punto el hombre habrá alcanzado un alto grado de excitación, lo cual llenará de satisfacción a la mujer que lo ha provocado. Es el momento de empezar a acariciar los pechos en el interior del sujetador, para después deshacerse de él y mostrar a tu pareja como disfrutas acariciándolos. El hombre tendrá muchas ganas de tocarte pero debes impedírselo a toda costa pues en ello radica el éxito de la velada.
Seguramente tu pareja se estará acariciando su pene erecto
y debes animarle a que se quite su ropa y te muestre como lo hace. Tú debes empezar a acariciar también tu sexo húmedo y deshacerte de las braguitas para ofrecer a tu hombre un espectáculo inolvidable.


Abandónate totalmente mientras acaricias tu clítoris y gimes de gozo. Los dos, disfrutareis viendo al otro masturbarse y gemir de placer conjuntamente. Acelerareis los dos el ritmo según deseéis, hasta llegar a un orgasmo conjunto que os llenará de un enorme placer a los dos.

Ahora ya podréis abrazaros y sentir el contacto del cuerpo satisfecho de la pareja. Si os apetece podéis seguir disfrutando del sexo sin limitaciones o dormiros juntos abrazados y agradecidos el uno del otro por un espectáculo tan sensual.
En un primer, momento podemos pensar que no somos capaces de demostrar nuestros deseos a nuestra pareja por vergüenza o pudor, pero te aseguro que tu pareja masculina se sentirá muy feliz y agradecido y conseguirás estar mucho más cerca emocionalmente, de él. Al fin y al cabo si no te expresas con total intimidad con él, con quién lo vas a hacer? Libera tu mente y tu cuerpo y sé feliz

jueves, 13 de junio de 2013

¿Hola Estas Ahí?


Para este juego necesitareis un par de ordenadores o tablets. La mujer hará el papel de la empresaria que tiene que ir a una feria en Alemania y el marido se queda en casa solito Antes de irse a dormir ella se conecta con su marido desde el hotel (Tu cama) por el chat de Messenger y le cuenta como le ha ido el día y él hace lo propio (desde el sofá). Hecho esto, ella empieza a insinuarse, le cuenta cómo va vestida lo que le gustaría hacer y lo que va haciendo en ese momento. El se empezará a calentar y le seguirá el juego. La cosa se irá poniendo más caliente y lo que eran frases seductoras y atrevidas se irán convirtiendo en un vocabulario más fuerte y sexual. El objetivo final es que los dos tengáis un orgasmo.

 Es un juego muy simple pero muy, muy excitante ya que a través de la escritura se puede escenificar mejor que con palabras lo que deseamos y nos pone cachondos. Olvídate de la ortografía, mayúsculas y acentos pues no es una clase de literatura sino un juego erótico para poneros a mil. Tiene que ser una conversación amena y sin entretenerse

jueves, 6 de junio de 2013

El Verano ya está aquí...



Las altas temperaturas, el sol, el calor y... las hormonas a 1000 por hora. Con la llegada del verano, la excitación está a flor de piel y dar rienda suelta a la pasión se convierte en casi una obligación.
Prepárate para disfrutar del verano más orgásmico de tu vida y pon en práctica las posturas sexuales más excitantes para cada momento y lugar según el día. Entrégate al placer en la playa, en el coche, en la piscina, en el césped o en la habitación del hotel y disfruta de una experiencia erótica como nunca.
Si tienes un trozo de césped en tu casa, aprovéchalo en las calurosas noches veraniegas e invita a tu pareja a una cita al aire libre, desnudos bajo las estrellas podréis gozar en un sitio nuevo y en una situación única que romperá la rutina diaria.
 Si además disfrutas de una piscina privada, ahí tienes otro excitante lugar donde explayar tus fantasías sexuales rompiendo la monotonía de la cama.
La playa por la noche en un rincón apartado ofrece la variación y el morbo de un lugar público donde gozar.
Ahora en verano con el calor nos apetecen las cosas frescas, pero ¿cómo usar el hielo en la cama?


Los juegos con hielo son una de las formas más deliciosas de vivir una pasión en los días calurosos, para ellos necesitas buscarte un lugar cómodo, prepara unas bebidas refrescantes bien cargaditas de cubitos de hielo, también puedes preparar copas de helado y dejarlas en espera en la nevera.
 Desnuda a tu amante despacio, tocando con intención y amor todos los rincones de su piel, cuando notes que su temperatura va subiendo ponte un cubito de hielo en la boca y aproxímate por detrás, saca el hielo de la boca y mientras le das pequeños besos helados en la nuca pásale el cubito por el pecho rodeando los pezones, luego déjalo resbalar hacia el ombligo, la diferencia de temperatura producirá pequeños escalofríos muy placenteros.
Colócate el hielo en la boca enfría tu lengua y acaricia con ella senos y sexo, pero no introduzcas el hielo en la vagina ni lo pases por el glande puedes ocasionar quemaduras.
Déjalo resbalar hacia el ombligo, la diferencia de temperatura producirá pequeños escalofríos muy placenteros


jueves, 30 de mayo de 2013

El Arte de una buena Fellatio

En este bello video podemos observar con todo lujo de detalles los secretos de una Fellatio y de todo su arte...
 

jueves, 23 de mayo de 2013

Concentrarse en el sexo



Necesito concentrarme más de lo que lo hago en la cama porque creo que así disfrutaría más. ¿Cómo lo puedo hacer?

El sexo placentero está en algún punto de la unión entre la mente y el cuerpo, donde cada aspecto del individuo interactúa para disfrutar de una experiencia física y emocional maravillosa. Si la mente no está centrada en la experiencia sexual, perdemos la concentración en las señales eróticas que nos llegan a través de nuestros sentidos. Mente y cuerpo deben crear una buena sinergia para que alcemos el máximo placer sexual. Si la mente se distrae y divaga con otras actividades que no estén relacionadas en lo que sucede en la relación sexual, podemos perder la excitación, e incluso llegar a no sentir nada cuando practicamos el sexo. El cerebro es el mayor órgano sexual que poseemos y si no está concentrado en los estímulos eróticos que recibimos o damos a nuestra pareja, es posible que las caricias nos resulten indiferentes sexualmente.
En este sentido, entiendo lo que me cuentas en tu consulta: si cuando practicas sexo ocupas tu mente con otras cosas que no están relacionadas con el placer erótico, pierdes mucha de tu capacidad para la excitación sexual. Mente y cuerpo están totalmente relacionados y tiene que haber una buena simbiosis entre ellos para gozar. La mente es capaz de llevarte a las cotas más altas de placer, pero también puede arruinar tu excitación sexual. El poder de la mente para imaginar, fantasear y visualizar sexualmente es enorme. Podemos excitarnos sin que nadie nos roce, pero también podemos permanecer totalmente fríos ante cualquier caricia sexual si nuestra mente no presta atención a estos estímulos.
Sin prisas

La atención concentrada en el “aquí” y el “ahora” es fundamental para la satisfacción sexual. Abandonarnos al placer y a las sensaciones que nos proporcionan los besos, abrazos y caricias de nuestra pareja es una de las reglas de oro del placer sexual.
Te sugiero dedicar tiempo a explorar el cuerpo de tu amante y estimular sus zonas erógenas, para luego alternar los roles y recibir las caricias de tu pareja. El masaje erótico de “dar y recibir placer” concentrándote en las caricias que das y en las que recibes aumentará tu placer sexual.
Para ir trabajando tu capacidad de concentración sexual te propongo los siguientes juegos sexuales. Tu aprendizaje puede empezar aumentando la concentración en tus cinco sentidos. Para ello vais a realizar ejercicios de “focalización sensorial” en pareja. Por turnos daréis un masaje a vuestra pareja utilizando las manos, boca, lengua, vibrador...o cualquier aparato de masaje que encontréis atractivo y placentero. Empieza pidiendo a tu pareja que tape tus ojos con un pañuelo y te haga un masaje por todo el cuerpo con un buen aceite corporal de cosmética erótica. Empezad el masaje por todo el cuerpo excluyendo los genitales. ¡No os preocupéis, los incluiremos más tarde! Esto hará que vuestro deseo se desboque mucho más. Las caricias que se hacen esperar, son las más deseadas. El placer se cuece a fuego lento, sin prisas.
 
Debes concentrarte en las zonas corporales que él te estimule e intentar transmitirle físicamente las sensaciones que te producen sus caricias. Puede que sientas cosquilleo, calor o frío, en la piel…que los pelos se te ericen…que tus pezones se pongan erectos…etc.  Dile con palabras cada sensación que sientas, cada gemido que sea en voz alta, ya que el hecho de verbalizar tus sensaciones hará que tu mente no se distraiga de lo que estás haciendo y te concentres plenamente en sentir placer.
 

Te voy a poner un ejemplo práctico: me estas poniendo los pezones duros, lame ahí en el cuello que me ha gustado, vuelve a meter la lengua en mi boca eso me excita, bésame ahí al lado otra vez, me has erizado el vello y me ha dado un escalofrío de placer, ohhhh que gusto me das ahí, metete la teta en mi boca, lame  en la ingle que me excita, ahí despacito, suave, párate ahí y chúpame el clítoris, lame el culo cariño, lo estoy disfrutando mucho, hazme lo que quieras, me excitas así etc..
 Podéis utilizar la boca, un hielo, chocolate corporal…, puede lamerte y recorrer con su lengua tu piel. ¡Sed creativos! Cuando en el masaje hayas alcanzado un nivel alto de excitación, pídele que acaricie tus genitales. Los acercamientos indirectos al clítoris causan mucho placer: roces con los dedos, golpecitos inocentes….
Intenta concentrarte en tu respiración para que acompañe a tu placer y cuando él sienta que se vuelve más agitada por la excitación, puede empezar a acariciar tu clítoris con movimientos lentos. Tú debes de guiarle para que te lleve hasta el orgasmo pero sin pensar en él, sino seguir verbalizando lo que sientes y como te va viniendo.
Ohhh, me gusta que me hagas eso, me va a venir muy grande, lo siento crecer, me da mucho placer y no voy a poder aguantarme, sigue asiiiiiiiiiiiii, ohhhh lo siento, que gusto, es grandeeeeeeeeee te quiero amor mío….
 Después harás lo mismo para él.

Es importante que erotices tu mente, trabaja la visualización y confecciona historias sexuales y fantasías. De esta forma te concentrarás en temas eróticos que te excitarán y evitarás distraerte con asuntos que no tengan que ver con la sexualidad. Crea tu propio material erótico para que tu mente se concentre en las historias que más te excitan. ¡Suerte y disfruta mucho!

jueves, 25 de abril de 2013

Todo sobre los Pechos...


Los pechos son una de las partes más atractivas de la mujer, e incluso en muchos hombres un pecho bien cuidado es una gran arma erótica. Además tanto para ellas como para ellos pueden ser una gran fuente de placer sexual, así que trátalos como se merecen: cuídalos, mímalos, asegúrate de que su aspecto es maravilloso y decóralos!


Los pechos y los pezones no sólo son una zona erógena muy sensible y apropiada para muchos juegos, sino que además son una de las zonas más eróticas para excitar a nuestra pareja. Esto es especialmente cierto para ellas, ya que para los hombres los pechos son uno de los grandes símbolos sexuales (da igual si son pequeños o grandes, de pezones enormes o diminutos, les encantan!). Pero el pecho masculino también tiene su atractivo, especialmente si está bien cuidado.
Así que vamos a proceder en dos pasos: primero cuidar el pecho para que esté en su mejor momento, y segundo decorarlo para que atraiga toda la atención posible!

Cuidar el pecho
El pecho es básicamente una zona de grasa y músculo rodeada de una piel sensible (especialmente en los pezones). Así que tendremos que cuidarla como a cualquier otra zona sensible de nuestro cuerpo (por ejemplo la de la cara o los labios):
Exfoliar: Si quieres una piel suave y firme, que dé gusto acariciar y lamer, entonces tienes que quitarte de encima la piel muerta y algunas imperfecciones. Para ello usa una crema exfoliante normal, pero sin pasarte (puedes irritarte la piel). Puedes repetirlo cada dos semanas a un mes, y ten cuidado con los pezones;


Hidratar: Para que la piel brille como nunca y recupere su aspecto tirante y terso, una buena sesión de hidratante. La piel recibe mejor la hidratación cuanto más sensible y fina es, por lo que los pezones serán especialmente agradecidos. Si quieres convertirlo en un juego erótico ponle la crema hidratante a tu pareja en las manos y que te la dé él/ella. Ya verás cómo queda muy bien extendida!
Depilar: Un pecho peludo es sólo una opción si no hay más remedio. En la mayor parte de los casos sólo hay una casi invisible capa de vello (perfectamente aceptable), pero unos molestos pelos negros saliendo del pezón. Y estos pelos son molestos a la hora de andar lamiendo los pezones, así que tienen que irse. Como esta zona es delicada no queremos ni cuchillas ni cera, así que nos quedan unas pinzas y quitarlos uno a uno. Si lo hacemos periódicamente se irán debilitando y será cada vez más fácil. Para ellos: Si tienes entre algo y bastante pelo en el pecho, lo primero es quitar el de la zona de los pezones para facilitar el acceso, y luego ver dónde parar. Donde te sientas cómodo!



Los senos de la mujer se encuentran llenos de terminaciones nerviosas, por lo que los hacen una de las zonas más sensibles al tacto. Si son bien manipulados y estimulados, los pechos pueden dejar a una mujer lista para el mejor de los orgasmos.  Los pezones pueden ser protuberantes o más bien pequeños y escondidos y la areola es la parte que los rodea a los mismos, de color distinto a la piel y que suele poseer un vello muy fino.
No todos los senos son iguales, por lo que no todos responden de la misma manera a los diferentes estímulos, lo que si es claro, es que son muy sensibles, (como para que un hombre tenga idea cuan sensibles son, los podemos comparar con sus testículos.)

"Debido a todas las terminaciones nerviosas, los senos son muy sensibles y si las caricias son muy fuertes o bruscas pueden causar dolor."
No hay que pensar que si los pechos son pequeños no se logrará excitar a la mujer como si los mismos fueran de mayor tamaño. Todos poseen terminales nerviosas y pueden despertar el placer en la mujer sin importar su tamaño.

Porque la estimulación de los pechos está relacionada con el orgasmo?
Poder tocas los senos debidamente, permite facilitar el camino que hay que recorrer para culminar en un coito exitoso, debido a que la libido aumenta a niveles muy altos. Como los senos se encuentran íntimamente conectados con el clítoris, esa es la razón, por lo que una correcta estimulación de los pechos prepara a la mujer para lograr un orgasmo con mayor facilidad.
Prueba a masturbarte y acariciar los pechos al mismo tiempo, o hacer el amor mientras te chupan los pezones. El camino al orgasmo será más rápido y placentero

.
El orgasmo triple: Mientras te masturbas, con un dedo en el ano bien lubricado y que te chupen los pezones. Un orgasmo de lo más completo.
La paja Cubana: Se llama así a la masturbación del pene masculino entre los pechos de la mujer. Es importante lubricar bien los pechos y el pene con lubricante a base de agua para que la experiencia sea placentera para ambos. Mientras deslizas el pene entre los pechos aprovechas para acariciar los pezones y excitarte tú también.